Saltar al contenido
Etnias

Dusun

  • Localización: Norte Borneo, Malasia.
  • Población: 652000 (2018)
  • Idioma: Dusun, sabah malayo, inglés.
  • Religión: Cristianismo, islamismo, aninismo.

 

¿Quién es el pueblo Dusun?

Dusun es el nombre por el que se conoce la etnia e idioma del estado malayo de Sabah en el norte de Borneo.

El nombre de dusun no se aplica a una sola tribu de Borneo, sino a un grupo de pueblos agricultores emparentados por una misma lengua.

Según una interpretación, dusun significa “huerto”, y la forma en que es más usada, arang dusun, quiere decir sencillamente, gente de la huerta. También los que viven en poblados rodeados por palmeras de cocos y árboles frutales. Este término no es, sin embargo, más que un eufemismo.

 

Cómo son los dusunes.

El aspecto físico de los dusunes, su lengua y sus costumbres, les acercan más a los filipinos y a los nativos de Taiwán que a los dayaks de Sarawak y de Kalimantan.

Sin embargo, en ciertos aspectos sociales y culturales, se les puede asociar y relacionar con muchos dayaks de Borneo.

Dentro de la familia dusun se puede observar una gran variedad de tipos y rasgos físicos.

Los dusunes entran en el grupo racial de los protomalayos. Generalmente son musculosos y de pequeña estatura.

En las montañas del interior de Borneo, los dusunes tienen una coloración más clara, tendiendo al amarillo, mientras que en la costa su color es más oscuro, como el resto de los malayos costeros.

Los dusunes de la costa, además, se han mezclado mucho con otros pueblos dando lugar a tipos físicos aún más variados.

 

Vestimenta.

En el pasado, los hombres sólo se cubrían con taparrabos, pero ahora, la influencia occidental ha impuesto los pantalones, cortos o largos, y las camisas de algodón.

En la costa, los hombres prefieren una chaqueta suelta de color azul oscuro, pantalones anchos y largos ajustados a los tobillos y pañuelos de cabeza de vistosos colores.

Tanto en la costa como en el interior, en los días festivos muchos visten unas chaquetas ajustadas, de color azul y negro, con profusión de bordados y de botones.

En la costa, las mujeres dusunes suelen llevar la blusa malaya o el sarong, pero tanto allí como en el interior abundan también las chaquetillas y faldas en azul o negro.

Las mujeres dusunes utilizan cestas hechas con cortezas y atadas con tiras de palma, para llevar productos al mercado de la ciudad de Kota Belud, en la costa oeste de Sabah, donde comercian con los bayau.

El atuendo femenino se completa con una especie de capucha ribeteada de cuentas de colores.

 

Atuendos y adornos.

Los peinados varían poco. Por regla general, las mujeres se recogen el cabello en moños sobre la nuca, y los hombres, que en el pasado solían dejarse largos cabellos, ahora se lo cortan al estilo occidental.

Antiguamente, las mujeres dusunes llevaban complicados ornamentos de metal Hoy, los adornos más corrientes consisten en anillas de latón.

En contraste con los iban y los maloh de Borneo, los dusunes tienen poca afición al adorno personal aunque los hombres llevan todavía las tradicionales pulseras y brazaletes de palma trenzada, sobre todo en las regiones del interior.

Antiguamente las mujeres llevaban grandes pendientes de plata o de latón y cinturones o fajas del mismo metal, pero ahora sólo se adornan con rollos de latón en los brazos y en las piernas.

 

Idioma.

Aunque las distintas comunidades de los dusunes hablan lenguas afines, no faltan tampoco varios dialectos, a veces tan dispares que resultan incomprensibles entre sí.

 

Agricultura y ganadería.

También es considerable la diversidad de sistemas económicos. Los grupos dusunes, tempasuk (kadamaian), marudu, papar, penampang, tuaran y putatan, que habitan en las tierras bajas del oeste, cultivan principalmente el arroz en terrenos encharcados y se sirven de búfalos para labrar los campos.

En las regiones del interior, donde la tierra es más montañosa y ondulada, cubierta de jungla y de lalang  que es una especie de hierba cultivan también un arroz de secano. Para esto, tienen que limpiar y quemar primero la vegetación agricultura de rozas.

Cortan los árboles de la jungla con hachas y parangs, queman luego la majeza y plantan el arroz con unos palos especiales.

LOS KIAU, RUNGUS Y TEGAS PRACTICAN TAMBIÉN ESTE SISEMA DE TALA Y QUEMA

Los ranau y los tambunan han conseguido cultivar algunas variedades de arroz en terrenos encharcados en los altiplanos del interior. El arroz es la principal cosecha de los dusunes, aunque también cultivan maíz y otras cosechas secundarias.

Los dusunes que habitan en el interior de Borneo, con fácil acceso a los bosques, se dedican a la caza y a la recolección de frutos, mientras que en la costa la pesca resulta más rentable.

El cultivo del arroz en tierras encharcadas constituye la más importante cosecha de los dusunes que viven en las llanuras costeras de Sabah.

Animales domésticos como cerdos y pollos, se crian para sacrificios rituales y como fuente de alimentos, aunque también los destinan a la venta o los intercambian por otros productos.

El ganado y los búfalos son un baremo de la riqueza familiar  y se crían para venderlos y para los sacrificios.

Los dusunes que cultivan arroz en zonas húmedas aprecian los búfalos por su papel en las faenas agrícolas.

 

Artesanía.

La confección de cestos, esteras, útiles para la agricultura y herramientas supone otro capítulo económico fundamental.

Una de las producciones más importantes es el tejido de telas, blusas y faldas con dibujos de  significado religioso, trabajo que suelen hacer las mujeres.

Pero sólo los pueblos más aislados, como los rungus, han conservado la tradición de esta artesanía de gran calidad. Si una mujer tiene especial habilidad para estos trabajos puede esperar un pago de novia mucho más alto que el habitual.

 

Organización territorial.

La diversidad cultural de los dusunes se evidencia asimismo en la amplia gama estructural de sus poblados. En el interior, las aldeas se componen de las características casas alargadas, construidas sobre postes. Los poblados de los rungus, por ejemplo, constaban antiguamente de una de esas casas palafíticas.

Hoy los pueblos se componen de uno o más caseríos, cada uno de ellos con una o varias de esas casas comunales.

Sin embargo, muchos poblados han sustituido estas construcciones alargadas por viviendas unifamiliares y separadas que en la costa se han hecho populares. En algunos sitios se apiñan unas junto a las otras, pero la mayoría de las veces están diseminadas.

 

Organización social.

Todos los grupos dusunes, al igual que se hace en Filipinas, trazan las relaciones de parentesco atendiendo tanto a la ascendencia masculina como a la femenina.

Pero los rungus y los ranau no parecen observar un sistema riguroso de clanes. Los rungus forman grupos de familias que comparten determinados árboles frutales. Los dusun tuaran configuran parecidas agrupaciones familiares para establecer los derechos de herencia a unas tinajas de patrimonio familiar, pero no se consideran descendientes del mismo tronco.

ENTRE LOS DUSUN, LA FAMILIA COMO UNIDAD SOCIAL Y ECONÓMICA, ES LA BASE DE LA SOCIEDAD

Generalmente la familia tiene derechos de propiedad sobre las tierras que cultiva y cubre sus propias necesidades, en régimen de relativa autarquía, ahorrando para reunir el dinero con que comprar las novias de los jóvenes del grupo.

Los bienes de las familias dusun consisten en gongs, objetos de latón, piezas de cerámica, cuentas de collares y armas.

A lo largo de los siglos, la vida de los dusun ha sufrido muchos cambios, relacionados con la introducción del Islam, la llegada de los chinos, el contacto con las costumbres y los credos occidentales y recientemente la incorporación de Sabah en la Federación de Malaysia.

A pesar de todo, los dusunes cristianos de las  ciudades y los musulmanes de la costa se siguen mezclando con los habitantes de las regiones del interior. Éstos han conservado sus costumbres tradicionales, como el afilado de los dientes o la caza de cabezas que, no obstante, cada vez se practican menos.

 

Religión y ritos.

Parece ser que en el pasado los dusunes no fueron tan agresivos ni se dedicaron a la caza de cabezas tanto como los iban y los kayanes de otras partes de Borneo. De todos modos, la practicaron ocasionalmente y algunas comunidades dusun guardaban los cráneos en edificios especiales, llamados casas de cabezas, situadas lejos de los poblados.

Parece ser que los dusun tambunan, además de las cabezas cortaban una de las manos de sus víctimas.

De los rungus se dice que fueron caníbales por motivos rituales, sobre todo durante las ceremonias que celebraban para limpiar el poblado de enfermedades o de la mala suerte.

A pesar de la desaparición de estas prácticas, de la influencia de la educación y de la actividad de los misioneros en el interior de Borneo, los dusunes, cristianos o no siguen apegados a sus antiguas creencias.

Creen en huestes de espíritus malignos y consideran que las relaciones sexuales ilícitas o incestuosas atraen desgracias sobrenaturales. Para combatir a estos espíritus, las aldeas dusunes tienen una serie de magos, hombres y mujeres, que como médiums pueden sumirse en trance y rogar a los espíritus guardianes y a los de sus parientes que les ayuden a rescatar el “alma perdida” de las personas enfermas o poseídas por espíritus malignos.

No obstante, cuentan también con espíritus benefactores, como los de los antepasados y los del arroz, que se preocupan del bienestar de los dusunes respetuosos con estos poderes divinos. Los dusun creen que tienen seis almas secundarias y una séptima que habita y alienta en todo su cuerpo. Al morir, esta alma emprende un largo y difícil camino a Nabalu, el lugar de descanso de los muertos, situado en Kinabalu, la montaña más alta de Sabah.

 

Fuentes y referencias:

 

0/5 (0 Reviews)