Saltar al contenido
Etnias

Bajau

Tribu bayau - etnias.net
  • Ubicación: Filipinas (470.000), Malasia (440.000)
  • Población: 1,1 millones.
  • Idioma: Sinama, Bajau, Filipino, Indonesio.
  • Religión: Islam Sunni (religión mayoritaria), Animismo, Cristianismo.

 

Quiénes son los Bayau o Bajau.

Los bayau son un pueblo mongoloide moro principalmente nómada y en contacto permanente con el mar que habita los archipiélagos filipino y malayo, aunque también es posible verlos en islas de Indonesia y Brunéi.

Son una etnia similar a los Samadilaut y los Jama Mapun que también habitan islas cercanas y que al igual que los bayau son conocidos como gitanos del mar (island gypsy).

 

Distribución de este grupo étnico.

Conocidos como bayau, bajau o bayao son un grupo étnico (de los trece que existen de la rama de los moros de Filipinas) y que por lo tanto son originarios de la zona meridional de este país.


Habitan una vasta zona que se extiende más de 6400 km desde el sur de Myanmar hasta las pequeñas islas de la Sonda en Indonesia oriental.

Divididos en incontables tribus o bien comunidades locales, viven en navíos o en casas construidas sobre pilares en las marismas y estuarios de los ríos.

El sur del mar de Sulu, donde habitan los bayao, se identifica por su buen tiempo y sus aguas apacibles, ideales para sus navíos veloces, con los que atacan por sorpresa a los pueblos de las costas.

Si bien semejantes actividades no han desaparecido por completo, apenas se practican ya, debido a la vigilancia de numerosas lanchas de patrulla de Indonesia, Malasia y Filipinas por la zona.

 

Mapa de situación del pueblo bayau.

Los bajau, aunque es un pueblo nómada, se los puede considerar  originarios del archipiélago de Joló, de la península de Zamboanga y del gran Manila principalmente.

En el siguiente mapa puedes interactuar y verlo a pantalla completa si lo deseas.

 

Características de los bayau.

Llamados piratas, hombres de las marismas o bien nómadas del mar, los bayau forman uno de los pueblos más extraños y olvidados del sureste asiático.

ESTOS VIEJOS PIRATAS TIENEN IDEAS CONFUSAS SOBRE LAS FRONTERAS ACTUALES DE LOS ESTADOS.

Son, sin embargo ciudadanos de Myanmar, Malasia, Singapur, Indonesia y las islas Filipinas.

De manera estrecha vinculados con los bayau sedentarios de Sabah están los bayao del sur de Filipinas. En otros tiempos los españoles les llamaron moriscos, término aplicado a todos y cada uno de los musulmanes de Filipinas.

Prácticamente los bayao solo se distinguen de los pobladores de Sabah en que estuvieron divididos por los intereses de la expansión colonial británica y la de España.

 

Origen del pueblo bayau.

El término bayau tiene dos significados distintos.

Primeramente, se aplica a estas tribus y comunidades que, si bien son incapaces de rememorar el sitio de su origen y con sus poblados muy distantes unos de otros, tienen la misma lengua que es una variación del malayo.

El mar ha sido siempre y en todo momento el centro vital de la civilización de los bayau, - etnias.net
El mar ha sido siempre y en todo momento el centro vital de la civilización de los bayau, aunque en nuestros días muchos jóvenes trabajan en tierra firme como pastores de ganado o bien como obreros en las compañías de caucho y en las plantaciones de coco.

Los que viven en el oeste, más pobres y retrasados, considerados de forma frecuente mendigos y gente primitivaen comparación con sus vecinos más avanzados de Malasia o de Indonesia, hablan una lengua con muchas palabras malayas aristocráticas de las viejas cortes reales.

En el curso de sus migraciones su viejo idioma ha ido mezclándose con otras palabras, préstamos de los birmanos, dayaks, y otros pueblos vecinos con los que los bayau comercian.

En su segunda acepción, bayau hace referencia particularmente a los pobladores del norte de Borneo, que hoy en día forman el Estado de Sabah en la Malasia oriental.

Allí viven miles de bayau, muchos de ellos campesinos sedentarizados en la actualidad  tras dejar la piratería y la vida del mar.

Además de una lengua común, se ha insinuado que los bajau son de mayor estatura y solidez que sus vecinos.

Pero al tenerse información de las características particulares físicas y grupos sanguíneos solo de uno o dos de los grupos que forman este pueblo, no se pueden revisar las pretendidas diferencias biológicas que les distinguen de los otros pueblos malayo-polinesios.

Aunque más que biológicas, las diferencias son culturales además de un original modo de vida centrado en el mar.

Se han sugerido muchas hipótesis sobre el origen de los bayau sin llegar a conclusiones contundentes.

 

Leyendas de este pueblo.

Con todo, se conocen ciertas tradiciones orales que narran su procedencia, primeras migraciones, guerras y también incursiones. Una de ellas refiere de qué forma los presentes bayau nororientales, que vivían entonces en la costa de Johore en Malasia, donde aún hay poblados bayau recibieron del sultán malayo la misión de llevar a su hija a Sulu donde aquella estaba prometida en matrimonio al sultán.

El convoy había completado dichosamente las tres cuartas unas partes de su travesía, cuando fue atacado de súbito por una flota del sultán de Brunei, en secreto enamorado de Dayang Ayesha, la princesa de Johore.

La escolta no pudo volver a Johore ni llegar a Sulu, con lo que sus miembros comenzaron a establecerse en las costas septentrionales de Borneo.

 

Rebelión de los bajau.

No tenían tierras ni prestaban obediencia a jefe alguno.

El personaje más renombrado en la historia de los bayau es Mat o Mohammed Salleh, un jefe de sangre bayau y joloana, cuyo pueblo vivía al lado de la desembocadura del río Sugut, en la costa este de Sabah.

De joven adquirió gran reputación por su orgullo, fiereza y también independencia. Tomó en matrimonio a una prima del sultán de Sulu con fama de hechicera, que jamás ponía sus pies en el suelo y se desplazaba por los aires.

Aparte de este poder sobrenatural cobijaba grandes ideales políticos contra Occidente y a favor de los musulmanes. Tanto como sus familiares de la corte de Sulu ejercitaban gran repercusión sobre Mat Salleh.

El 1894, ayudada por los dusunes y otras tribus encabezó una insurrección de los bayau contra la North Borneo Company, una compañía británica que a la sazón dominaba Sabah.

Salleh ocupó fuertes y estaciones comerciales en ataques sorpresa y si bien en 1900 murió luchando, la rebelión se prolongó hasta el año 1905.

Era el primer y único hasta hoy alzamiento de Sabah, que daría a los bayau fama de orgullosos, violentos y taimados, desconsiderados con cualquier ley que no fuese la suya.

 

Costumbre y tradiciones.

Su vestimenta, de manera especial la de los hombres, refleja estas peculiaridades.

Resalta sobre su alto tocado colorido, que se teje a mano y se anuda para formar un turbante circular que deja descubierta a coronilla. Está tejido por las mujeres con algodón grueso, es de color blanco y colorado con un dibujo de hilo plateado.

Cada tribu tiene sus diseños y rasgos que contrastan cuando se reúnen los jefes de los respectivos pueblos.

sarongs - etnias.net
El sarongs es una prenda típica bajau.

Las muchachas visten sarongs y camisas kehaya y se adornan el pelo con flores y plantas.

Los bayau forman en la actualidad el grupo étnico indígena más abundante de Sabah tras los dusunes y figuran entre los pueblos bumiputera o nativos más activos de la zona, término que excluye a la población china.

Pese a que originariamente llegaron a estas tierras en calidad de piratas y pescadores, a día de hoy son en su mayor parte labradores sedentarios dedicados al cultivo del arroz y a la cría de animales domésticos.

Son conocidos en toda Malasia por sus geniales caballos y su gran habilidad en montarlos, tanto a pelo como sobre una pequeña montura de madera.

Además han acogido con entusiasmo las propuestas gubernativas de introducir técnicas modernas en la cría de ganado.

Muchos jóvenes trabajan en los ranchos y caballerizas del Gobierno o bien en sus pueblos.

Sus incursiones piratas y actividades al margen de la ley han desaparecido en una gran parte, salvo tal vez en el mar de Sulu y sus islas. En los pueblos del interior y aldeas de Sabah se da aún el hurto de arroz y aperos de labranza si bien cada vez menos.

El hurto de ganados, se puede considerar como una reminiscencia de sus viejas proezas.

 

Modo de vida.

No todos viven del mar o del campo. Muchos trabajan en la industria del caucho o bien en las plantaciones de coco o bien se ocupan como taladores de árboles en compañías madereras. Otros trabajan en factorías de látex, en aserradores y en la industria del transporte.

Los que han recibido una educación universitaria intentan emplearse como profesores y maestros.

Muchos bayau se están transformando en empresarios y adquieren automóviles que utilizan para transportar sus productos al mercado de las urbes y traer los artículos precisos que no hallan en su pueblo.

Están probando que pueden amoldarse de manera sencilla a las demandas modernas y a la libre iniciativa que propugna el Gobierno.

Otros han construido modernas tiendas en las urbes y en los mercados del interior, mientras que otros han logrado concesiones para trabajar la madera en competencia con los chinos, australianos y demás extranjeros dedicados al mismo negocio.

Los bayau, un pueblo receloso de los extranjeros.

En contraste a muchos de sus vecinos de Borneo, Sumatra o las islas Célebes, parece que los bajau jamás tuvieron esclavos.

Las verdes aguas del sur del mar de Sulu son la morada frecuente de los bayao de las islas Filipinas, de manera estrecha vinculada con los bayau más sedentarios de Malasia - etnias.net
Las verdes aguas del sur del mar de Sulu son la morada frecuente de los bayao de las islas Filipinas, de manera estrecha vinculada con los bayau más sedentarios de Malasia.

No es que formen una sociedad rigurosamente igualitaria, puesto que durante su historia dominó siempre una clase jerárquicamente superior que se sostiene en el presente.

Los intentos de los españoles por pacificar esta zona y firmar tratados con los jefes musulmanes en las islas Filipinas desde el siglo XVI al XIX fracasaron.

A día de hoy, aún los bayau de la República de Filipinas se oponen al Gobierno cristiano de la ciudad de Manila.

Los británicos y holandeses debieron hacer frente asimismo a ciertos alzamientos dirigidos por jefes bayau de Borneo, como a incursiones de pillaje y saqueo.

Unos cuarenta años tras la rebelión de Mat Salleh, los bayau de Sabah y los del mar de Sulu asistieron activamente a los Aliados, saboteando las fuerzas de ocupación japonesas y también invadieron sus instalaciones hasta obligarles por último a retirarse de las islas meridionales.

Tras la guerra, al amparo del vacío de poder y el debilitamiento de la autoridad política de la zona, muchos reiniciaron sus arraigadas costumbres de asaltar a los navíos atracados en los pueblos ribereños del noreste de Borneo y Célebes.

Los invasores llegaban a hurtadillas cuando la gente se había retirado a reposar, y mucho antes del amanecer, se alejaban tras haber robado joyas, máquinas de coser, piezas de lona bordadas, relojes de pulsera, aves de corral y todo objeto de valor que sus navíos pudiesen transportar.

Cuando hallaban resistencia en los habitantes del pueblo o bien tenían alguna razón para sentirse insatisfechos del pillaje se vengaban incendiando las casas del pueblo como recuerdo y aviso de que en el futuro se limitaran a padecer sus visitas pasivamente.

 

Organización social.

Parece ser que los bayau jamás tuvieron sultanatos propios mostrando siempre un gran empeño en eludir transformarse en vasallos de otros reinos.

No obstante reconocieron la necesidad de jefes para enviar y regular las invasiones.

Estos líderes eran conocidos como Orang Kaya Kaya, que significa “hombre riquísimo”. En Sabah los jefes bayau son actualmente funcionarios del Gobierno.

 

Mitos y creencias.

En los límites de su sociedad, los bayau son un pueblo miedoso de los dioses, a quienes se sienten vinculados tanto por la sharia islámica como por sus costumbres.

 

Los bayau en la actualidad.

Pasan la mayoría del tiempo ocupados en recoger trepangs (especie de holoturias marinas que los chinos consideran un manjar delicioso para su sopa) que venden a los mercaderes chinos, quienes por su parte los comercializarán en la ciudad de Manila y Hong-Kong, de donde salón para hacer las exquisiteces de la enorme cocina china en el mundo entero.

Los pescadores dejan secar al sol sus exóticas capturas - etnias.net
Los pescadores dejan secar al sol sus exóticas capturas. Si bien la piratería no ha desaparecido por completo de sus vidas, hoy día los bayau ocupan la mayoría de su tiempo pescando.

Asimismo capturan tortugas y sus huevos para venderlos a chinos y filipinos. Aparte de atrapar dichos animales en las aguas poco profundas, los bayau explotan asimismo los bancos de ostras perlíferas.

Otra gran comunidad puebla las costas de la isla Banggai y la zona Tentoli al nordoeste de las Célebes. En contraste a los bayau do Sabah, siguen dependiendo del mar, donde viven en pequeñas casas arracimadas o bien en navíos residencia.

Apasionados a las peleas de gallos y a las apuestas, los bayau muestran un creciente interés por el futbol, organizando partidos contra equipos chinos, dusunes, malayos o bien otros, sucedáneo en una parte de la emoción que otrora pudiesen provocar sus incursiones marítimas contra estos pueblos.

 

Embarcaciones.

Aparte de su habilidad como nadadores y pescadores, tienen asimismo gran habilidad en la construcción de navíos.

Los praus son naves fuertes y consistentes que se distinguen sencillamente del resto embarcaciones del archipiélago por su especial estructura y dimensiones.

Los emplean para los largos viajes comerciales, en los ataques y para la pesca de bajura, arrastrando redes que llegan hasta el fondo. Tienen mucho cuidado en conservar del sol sus capturas, si bien a lo largo de los húmedos monzones las curan al humo para su conservación.

Para los desplazamientos cortos el prau resultaría demasiado pesado, con lo que emplean una canoa, con la que recorren los campos arroceros, se visitan mutuamente o bien asisten a la mezquita para cumplir las obligaciones religiosas de todos los viernes a mediodía.

 

Fuentes y referencias.

 

0/5 (0 Reviews)