Apatani

Mujeres de la etnia apatani con sus característicos agujeros en ambos lados de su nariz
Mujeres de la etnia apatani con sus característicos agujeros en ambos lados de su nariz
 

  • Ubicación: India.
  • Población total: 80.000.
  • Idiomas: Apatani (Tanii), inglés, hindi
  • Religión: Donyi-Polo, cristianismo, animismo.

 

Quienes son los apatani.

Los apatani, son conocidos también por el nombre de Tanii. Son un grupo étnico ubicado en el Valle de Ziro situado en Aranachal Pradesh (La India). Podemos considerarlos como un pueblo vanguardista entre vecinos menos desarrollados socialmente.

 

Distribución y ubicación de los apatani.

La extensa y también inexplorada zona de los Himalayas orientales, entre la provincia india de Assam y el Tíbet meridional, fue tierra de nadie hasta mediados los años cuarenta.

Distrito de Lower Subansiri en la región de Arunachal Pradesh
Distrito de Lower Subansiri en la región de Arunachal Pradesh

En constante enfrentamiento interno y libres de todo control administrativo, los tribeños de esta zona vivían prácticamente como debieron hacerlo los hombres de la Edad de Piedra.

Solo una tribu, distribuida en pequeños núcleos desperdigados por este laberinto de escarpadas serranías, resalta entre todas la pasmosa habilidad con que ha sabido aprovechar su extenso valle.

Se encuentran repartidos entre 7 poblados.

Trece personas se concentran en una superficie no superior a los 40 Kilómetros cuadrados.

Llevan una vida muy diferente de la de sus vecinos más primitivos.

Estos mongoloides, cuya lengua pertenece al conjunto tibetano birmano, fueron absorbidos tras la segunda Guerra Mundial por la India, pasando a depender su pequeña patria de la Arunachal Pradesh.

Si la llegada de los funcionarios indios supuso la aparición de determinadas ideas modernas, los apatani han sabido preservar íntegra su cultura, uno de los escasos ejemplos supervivientes de las viejas civilizaciones tribales.

 

Mapa de la zona Arunachal Pradesh.

Puedes observar el area que ocupa la región de Arunachal Pradesh, lugar donde residen el grupo étnico apatani en el siguiente mapa.

 

Aeropuertos más cercanos.

Estos son los aeropuertos más cercanos a donde reside la etnia apatani.

  • Ziro airport.
  • Pasighat airport.
  • Aeropuerto de Lilabari.
  • Tezu airport.

 

12 sitios que puedes visitar si viajas a la región de Arunachal Pradesh en la India.

Tawang War Memorial construido en conmemoración de la guerra de 1962
Tawang War Memorial construido en conmemoración de la guerra de 1962.

Todo el pais está lleno de lugares increibles que visitar y esta zona, aunque no se encuentra entre las más conocidas, tiene sitios únicos que no puedes perderte.

  1. Bumla Pass.
  2. Sela Pass.
  3. Madhuri Lake.
  4. Tawang War Memorial.
  5. Tawang Monastrey.
  6. Nuranang Falls.
  7. Bomdila Monastery.
  8. Jaswant Garh.
  9. Pangateng Tso Lake.
  10. Sangti Valley.
  11. Ganga Lake.
  12. The Golden Pagoda.

 

Cómo son los poblados apatani.

Si algo distingue a los siete poblados apatani son sus largas calles, flanqueadas por casas agrupadas y construidas con madera y bambú.

Los postes que se levantan sobre las techumbres de las edificaciones, sirven para efectuar ejercicios gimnásticos en las fiestas de Mlokho.

 

Agricultura.

Mucho antes que la cultura y costumbres occidentales llegasen hasta ellos, los apatani habían transformado sus tierras en una enorme huerta, cultivando hasta el último palmo de terreno utilizable.

El centro del valle, que conforme la tradición fue otrora una ciénaga habitada por saurios enormes, es enla actualidad un laberinto de arrozales irrigados por un ocurrente sistema de canales y acueductos.

Video en inglés con subtítulos.


Donde el terreno lo deja, se ha excavado terrazas en las laderas del valle, creando en ellas nuevos cultivos arroceros. Donde no se puede llevar el riego, se ha optado por sembrar mijo, tabaco y maíz.

La inexistencia de arados demanda un fatigoso laboreo manual.

La germinación se efectúa en semilleros, cuyos brotes se trasplantan entonces en los campos.

Esta meticulosidad no se restringe a las plantas comestibles, puesto que asimismo el bambú, indispensable para la construcción de residencias y múltiples fines familiares, se cultiva en cercados singulares.

Se plantan, en resumen, pinares enteros para empleo de futuras generaciones.

 

Estructura social.

Para un apatani, la tierra es origen y esencia de toda riqueza material y solo su posesión deja lograr la independencia económica.

Todos los cultivos son de propiedad privada llegando a pagarse costes altísimos en reses y objetos hermosos por un buen campo.

Hay quien tiene más de lo que puede cultivar, mientras que otros, menos agraciados se ganan la vida trabajando para sus prósperos vecinos.

Arrozales apatani.
Arrozales en el valle del Ziro en la región de Aranachal Pradesh (La India)

Si bien la superficie arable es pequeña con relación a la densidad de la población, no solo se logran satisfacer todas las necesidades propias, sino que se comercializa con los excedentes de arroz, cambiándolos por bovinos y porcinos criados por los pueblos de los aledaños.

El dinero es un medio de pago de reciente implantación.

En el pasado se comerciaba con intercambios de vacas y búfalos, aprovechándose estos últimos solamente por su carne, puesto que no se les ordeña ni efectúan trabajo alguno.

Prácticamente todas las familias crían gallinas y cerdos, que se encierran en cuadras ubicadas en la planta baja de las viviendas.

 

Una etnia avanzada socialmente.

Los apatani han creado una civilización avanzada en un territorio habitado por tribus de cultura muy diferente.

Si bien conocen y trabajan los metales, emplean aperos semejantes a los empleados por el hombre prehistórico.

Mujer apatani con los típicos discos en su nariz
Todos los apatani de cualquier condición social lucen desde su niñez los propios discos nasales de madera obscura. Cuando alcanzan la pubescencia, los jóvenes de los dos sexos se practican un tatuaje en la barbilla, decoración que se amplía con el trazado de finas líneas en la frente.

Su fenomenal dominio de la naturaleza a base de un penoso trabajo manual, sus grandes y bien ordenadas aldeas, como su habilidad en generar comestibles, no solo para su sustento, sino más bien para el comercio, nos sugieren el modo perfecto en que las comunidades agrícolas prehistóricas debieron crear una base económica capaz para la capacitación de grandes civilizaciones, como la babilónica o bien la egipcia.

 

Estatus sociales.

A pesar de la armoniosa uniformidad aparente de este pueblo, existen en su seno dos clases sociales bien definidas, los aristócratas y el pueblo llano, muchos de cuyos miembros descienden de viejos esclavos.

No se permiten los matrimonios mixtos, aunque se aceptan los idilios entre jóvenes de diferente situación social.

En la vida rutinaria de las aldeas no existen barreras de ningún género entre los dos grupos.

 

Autogobierno como forma de gobernarse.

El sistema social que ha creado esta armoniosa civilización, más que en una autoridad central, se fundamenta en la aceptación general de ciertas convenciones.

Apatani con abalorios tradicionales
Apatani con abalorios tradicionales

La actuación de los  llamados consistorios municipales,  compuestos por ancianos y representantes de sus respectivos clanes, es tan prudente, que no puede hablarse realmente de un auténtico gobierno tribal.

No hay jefes o caciques y los consistorios se restringen a seguir los dictados de la opinión pública.

La unidad tribal se sostiene a través de un complejo sistema de obligaciones y privilegios rituales.

En fiestas anuales, de múltiples semanas de duración, los representantes de los poblados intercambian presentes, corno símbolo de la unidad esencial de toda la tribu.

 

Leyes y normas propias.

Los apatani tienen una acusadísima conciencia tribal, se complacen de su civilización y costumbres y muestran auténtica pasión por la pequeña patria que siempre y en todo momento han sabido guardarse de los reclamos exteriores.

El sistema de controles sociales, hoy a cargo de funcionarios indios, fue hasta hace pocos años responsabilidad exclusiva de los propios interesados.

Ante cualquier acto de clase delincuencial o bien antisocial, un conjunto de hombres significados decidía el castigo pertinente.

Los delitos contra la propiedad se consideraban graves, aplicándose la pena capital a los reincidentes.

 

Resolución de los conflictos.

No obstante, la comunidad se abstenía de intervenir en los enfrentamientos entre particulares, mientras que no se atentase contra la paz y la calma pública.

De este modo, absolutamente nadie se alteraba cuando dos campesinos reñían por la presunta infidelidad de una esposa, secuestrando a los hijos o bien familiares del contrincante.

Construcción de una plataforma de madera y bambú, futuro centro de tertulias, o casa consistorial y escenario de sacrificios rituales o bien oraciones a los dioses
Construcción de una plataforma de madera y bambú, futuro centro de tertulias, o casa consistorial y escenario de sacrificios rituales o bien oraciones a los dioses.

Semejantes disputas, contempladas con general indiferencia, acostumbraban a arreglarse con un compromiso entre los interesados.

Mayor gravedad recubrían los enfrentamientos entre poblados, puesto que de fallar los intentos de mediación, se recurría al combate público.

Acordados el sitio y hora de la batalla, los dos bandos se presentaban en el instante indicado y procedían a acosarse con una lluvia de proyectiles.

Sin embargo, la sensatez de los apatani impedía exagerar la pelea, de tal modo que siempre se respetaban las aldeas y graneros.

Dos heridos en cada bando bastaban en general para poner punto y final a la lucha, ya que todos sabían que era preciso convivir en aquel pequeño valle, cuya economía no aceptaba semejantes enfrentamientos.

 

Especialización del trabajo.

Su especialización agrícola no significa que los apatani sean hábiles artesanos y avispados mercaderes.

Se importa hierro de Assam para la fabricación de cuchillos y espadas y algodón de las tribus vecinas, que acostumbra a pagarse con arroz o bien tejidos.

Las mujeres preparan y también hilan la fibra, fabrican tintes vegetales y por último tejen el algodón, creando una extensa gama de diseños y coloridos.

Especialistas tejedoras del algodón, las mujeres elaboran las prendas de una sola pieza, comunes a todos los apatani.

Los hombres emplean asimismo un cinturón de caña rojiza, terminado en una cola en forma de nudo.

 

La esclavitud.

Si bien ya no hay esclavos desde la integración del valle en la Unión India, su situación era semejante a la de cualquier bracero en otras sociedades asiáticas.

Todos los apatani, de cualquier edad y condición, pasaban la mayoría de sus vidas trabajando en los cultivos y el esclavo más humilde compartía el hogar de su amo y comía con la familia.

 

El matrimonio.

Novia apatani preparada para casarse
Novia apatani preparada para casarse.

La elección del cónyuge se considera tema personal en el que los familiares intentan no entrometerse.

Se prescinde de compromisos y bodas formales, hasta el punto de que en el momento en que un hombre y una mujer deciden hacer vida matrimonial, cualquiera de los dos se muda a la casa de los suegros.

Tampoco deben observar formalidad alguna si deciden separarse.

Cuando hay descendencia por el medio, los hijos varones se quedan con el padre y las hembras con la madre, recibiendo aquéllos y estas los apellidos de los clanes respectivos.

La poligamia es un privilegio de los más ricos.

El adulterio de la esposa supone el menoscabo para el honor del marido, aunque se aceptan las relaciones pasajeras entre hombres casados y mujeres solteras, como las aventuras entre los jóvenes.

No pocas muchachas mantienen relaciones consideras promiscuas hasta los veinte e inclusive 25 años de edad. Superando este periodo de libertad sin excesivas contrariedades se adaptán a la perfección a la vida marital.

 

La religión y el concepto de la muerte.

Los apatani piensan que al fallecer van a un planeta inferior, donde existen asimismo clases sociales y la vida transcurre igual que en la tierra.

Sus sacerdotes y profetas, sumidos en trance o en algún tipo de sueño, visitan el País de los Fallecidos y salvan las ánimas de personas enfermas, involuntaria y prematuramente perdidas en el planeta inferior.

Anciano apatani preparado con sus abalorios para realizar un ritual
Anciano apatani preparado con sus abalorios para realizar un ritual.

Los apatani creen en abundantes dioses y espíritus, cuyo influjo en todas y cada una de las facetas de la vida humana tienen siempre muy presente.

Si bien las infracciones de los hábitos sociales no se consideran ofensivas para las divinidades, la ayuda de los dioses de la tierra, el agua y el aire es indispensable para conseguir buenas cosechas.

Los sacerdotes, vistosamente vestidos para las liturgias de mayor solemnidad, acostumbran a ofrecer sacrificios de vacunos, cabras, cerdos e inclusive perros a los dioses.

 

Los apatani en la actualidad.

La integración apatani al sistema político y económico de la India ha supuesto ciertos cambios en su forma de vida.

La tribu apatani celebra el festival Dree
La tribu apatani celebra el festival Dree.

El comercio con las llanuras de Assam ha enriquecido a algunos, favoreciendo de paso a los más pobres, con lo que  los jóvenes tienen el día de hoy acceso a una educación escolar.

Pero por norma general, la vida de los poblados transcurre de modo semejante a como ha venido haciéndolo a lo largo de siglos.

Deja un comentario