Saltar al contenido
Etnias

Amish

Los Amish - etnias.net
  • Ubicación: Canadá y Estados Unidos.
  • Población: 320000 personas.
  • Religión: Protestantismo.
  • Idioma: Alemán, alemán de Suiza, alemán de Pensilvania o deitsch, inglés.

 

Quiénes son los amish.

Muchos de nosotros tenemos una idea básica de quiénes son los amish, la mayoría gracias a las películas americanas que los han retratado en multitud de ocasiones.

Para aquellos que no lo tienen muy claro, los amish son un grupo religioso, también podemos denominarlo como secta, cuya principal característica es su forma de vida basada en costumbres antiguas. Esta manera de vivir incluye una vestimenta propia y modesta, así como alejarse en la medida de sus posibilidades de la tecnología, que va desde los vehículos hasta todos los electrodométicos.

 

Distribución

Los amish habitan pequeñas comunidades agrícolas esparcidas por prácticamente la mitad de los estados de la Unión y la provincia canadiense de Ontario.

Sus colonias más esenciales se concentran en los condados de Lancaster en Pennsylvania, Holmes en Ohio y Lagrange y Elkhart en Indiana.

El caballo y la calesa, objetos de curiosidad para los forasteros, forman un esencial medio de transporte entre los amish - etnias.net
El caballo y la calesa, objetos de curiosidad para los forasteros, forman un esencial medio de transporte entre los amish. En atención a ellos, las autoridades de tus condados han hecho instalar barandillas para sostener las caballerías. El hombre de la fotografia está casado, puesto que los solteros conducen carruajes sin capota.

Entre Lancaster y Lewistown, las autopistas penetran en un paisaje propio en prácticamente todo el estado de Pennsylvania.

Pero, rebasadas las ondulantes colinas, los caseríos y las estridencias de los letreros lumínicos, el que se interne por las carreteras secundarias del condado de Lancaster, puede encontrarse de repente con una calesa tirada por un caballo que avanza a trote lento.

Como un fantasma de otros tiempos, el hombre del pescante viste un sobrio traje oscuro, luce una enorme barba y se toca con un sombrero de ala ancha.

El contraste supera lo puramente anecdótico, puesto que ese hombre, miembro del pueblo amish,  practica una religión y lleva una vida marcadas por el más recio puritanismo, hasta el punto de abandonar a placeres y comodidades, salvo los más fáciles de encontrar.

De esta forma, debe trabajar la tierra sin ayuda de la moderna tecnología. Le está vedado el empleo de automóviles vehículos y no puede reemplazar su caballo por un tractor que le facilite la labranza.

 

Llegada a América.

Wílliam Penn (1644-1718)
Wílliam Penn (1644-1718)

En la década de los 70 había unos 23000 amish del llamado antiguo viejo orden, una de las ramificaciones más estrictas de la secta menonita alemana, fundada en el siglo XVII.

Los menonitas, corriente religiosa a la que pertenecen los amish llegaron a Norteamérica en los últimos años del siglo XVII, atraídos por el Santo Experimento de Wílliam Penn huyendo de la persecución e intolerancia de su patria Inglaterra.

Se emocionaron con la ocasión de empezar una nueva vida en un país que les dejaba practicar de forma libre su religión.

 

Preceptos de la corriente religiosa menonita.

  • Rigurosa observancia del Evangelio.
  • La obligación de casarse con gentes de su fe.
  • El respeto al Estado aconfesional.
  • El repudio de la guerra en cualquiera de sus formas.

 

Cómo surgió la secta amish.

Los amish surgieron de la excisión de la secta menonita en el S. XVII, concretamente en el año 1693.

La fractura definitiva entre los amish y el resto de los menonitas se generó por una agria disputa sobre el “ostracismo” o aislamiento de los descomulgados, doctrina que aquéllos observan con todo rigor.

 

Características de los amish.

Desde el año 1727  en que aparecieron las primeras comunidades agrícolas religiosas en Pennsylvania, la vida de los amish apenas ha sufrido cambios de relevancia.

Todos y cada uno de los grupos, autónomos y prácticamente independientes entre sí, generan cuantos alimentos consumen.

El sencillo hogar amish carece de muchos productos que en la actualidad son prácticamente indispensables en la sociedad moderna, como la radio, la T.V. y la electricidad. - etnias.net
El sencillo hogar amish carece de muchos productos que en la actualidad son prácticamente indispensables en la sociedad moderna, como la radio, la T.V. y la electricidad.

La solidaridad comunitaria se conserva y robustece a través de las asambleas periódicas en todos los hogares, donde se festejan los servicios religiosos.

La parquedad característica de los amish se complementa con una laboriosidad ejemplar, que induce a las mujeres a elaborar todas y cada una de las prendas de la familia, cuya venta deja adquirir aperos, y otras producciones artesanas.

LOS HOMBRES POR SU LADO SON LABRADORES INCANSABLES Y ÁGILES.

Por lo general, los amish prescinden de muchos recursos y servicios muy importantes, que sus compatriotas consideran vitales, como pueden ser la electricidad, los automóviles vehículos en sus variedades, y hasta los botones, que reemplazan por corchetes.

La sencilla vida de los amish está basada en la negación de lo innecesario y la obligación de asistir al prójimo en lo posible.

La supervivencia como grupo de los amish de Pennsylvania donde llevan 300 años observando sus severas reglas religiosas, se debe a la autosuficiencia económica y al distanciamiento voluntario de una sociedad materialista y desorganizada.

Otra particularidad es el bautismo de los adultos, puesto que aunque aceptan la inocencia de las ánimas infantiles, suficiente para abrirles las puertas del cielo, insisten en que solo una persona formada es capaz de hacer una genuina profesión de fe.

 

La educación.

En la instrucción escolar siguen asimismo reglas diferentes a las de sus compatriotas.

Ellos se hacen cargo de enseñar a sus hijos, reuniéndolos en una sala, sin distinciones de edad o destrezas particulares.

La religión que practican los amish les demanda sostenerse de los frutos cultivados por ellos mismos - etnias.net
La religión que practican los amish les demanda sostenerse de los frutos cultivados por ellos mismos. Inspirada en la parquedad y la disciplina más estricta, su fe les fuerza a prescindir de la moderna maquinaria agrícola.

Las disciplinas y educación impartidas que se completan a los 14 años consisten en lectura y escritura, aritmética, veneración a Dios y amor a la naturaleza, práctica de la parquedad y entrega al prójimo.

No extraña que las restricciones de su plan educativo, así como su rechazo de los estudios superiores, hayan causado abundantes enfrentamientos jurídicos y provocado otras polémicas con las autoridades.

La capacitación del pequeño amish se completa a los 14 años, tras acudir a una escuela propia, donde no se hacen distinciones de edad o bien destrezas.

Los muchachos se incorporan entonces a las faenas del campo, y las pequeñas a sus tareas familiares. La oposición a los estudios superiores ha dado origen a usuales enfrentamientos con las autoridades norteamericanas.

 

Los amish y su relación con la sociedad estadounidense.

Partidarios de la completa separación de Iglesia y Estado, los amish se han negado a admitir las ayudas oficiales.

Resulta complicado llegar a imaginar como puede vivir una comunidad aislada del resto del pais.

En 1937 rechazaron una subvención de 200.000 dólares estadounidenses ofrecidos con fines educativos por la administración de Pennsylvania.

La publicidad recibida por aquella resolución, publicidad que entre otras muchas facetas de la vida estadounidense asquea al fiel amish, pudo terminar con las presentes comunidades, precipitando su desintegración.

Conforme la Oficina Nacional de Turismo de los Estados Unidos, el condado de Lancaster ocupa uno de los primeros puestos en lo que se refiere a su interés para los visitantes.

La avalancha de forasteros que se inmiscuyen en las actividades de los amish, ya ha logrado espantar a algunos, empujándolos hacia lugares donde puedan entregarse con libertad a sus prácticas religiosas y sociales.

El movimiento turístico provocado por la peculariedad de estas gentes, genera unos ingresos anuales considerables, beneficios que no revierten a los amish quienes, sacrificándose por querer a Dios y al prójimo, ven de qué manera la fama alcanzada por su especial modo de vida se ha transformado en un germen de autodestrucción.

 

Los amish y su evolución como comunidad.

Los amish confían en que sus hijos respetarán el tradicional modelo de vida. Que los chiquillos seguirán jugando con objetos simples, sin precisar recurrir a los refinados entretenimientos ofrecidos por la industria americana.

La mujer en la comunidad amish se encarga de las las labores domésticas y del cuidado de los hijos principalmente - etnias.net
La mujer en la comunidad amish se encarga de las las labores domésticas y del cuidado de los hijos principalmente

Tal convicción se fundamenta en la larga experiencia y los sólidos fundamentos de unas comunidades que, como sus prácticas religiosas, han sabido resistir el correr del tiempo.

Sin embargo, en un país de mareante evolución donde del inconformista acostumbra a hacerse un espectáculo de feria, los amish van a tener que combatir con tremendas contrariedades si desean resguardarse de la sofocante presión exterior y conservar para sus hijos la herencia de sus ancestros.

Por último, decirte si te apetece adentrarte en la forma de vida de los amish, en el siguiente enlace puedes ver la película Amor sin condición, basada en la vida de esta etnia.