Amerindios

Los pueblos amerindios son numerosos, cada uno de ellos adaptado al terreno y clima donde habitan - etnias.net
Los pueblos amerindios son numerosos, cada uno de ellos adaptado al terreno y clima donde habitan.
Bandera de los indígenas de América
Bandera de los ameríndios o indígenas de América.
  • Población: 60 000 000.
  • Ubicación: Todo el continente americano.
  • Idiomas: Lenguas indígenas de América como el quechuas, guaraní, aimara, náhuatl, etc e idiomas oficiales
  • Idioma: Español, portugués, inglés, francés.
  • Religión: Cristianismo 90 % y otras religiones 10 % nativas.

 

Principales etnias amerindias.

Los amerindios, tambíen conocidos como indígenas de América, aborígenes americanos, indios americanos o nativos americanos son los pobladores originarios del continente americano, los cuales mantienen una cultura propia.

Aunque está etimológicamente aceptado que estos pueblos pertenecerían a la raza mongoloide, debido a la cantidad y la importancia milenaria de su cultura, merecen ser considerados como una raza aparte. También incluiremos dentro de los amerindios a los esquimales.

 

Principales destinos que habitan los amerindios.

Aunque el pueblo amerindio se encuentra distribuido por todo el continente americano, los países y destinos donde históricamente han sido más numerosas las poblaciones son las siguientes.

  • EEUU.
  • Canadá.
  • Patagonia.
  • Tierra de Fuego.
  • Chiapas y Guatemala.
  • Amazonia.
  • México.
  • Perú.
  • Ecuador.

 

Mapa amerindio en función de la población.

Mapa de los amerindios - etnias.net
Mapa de los amerindios según la región en la residen.
    • Mapa amerindio. Español: Esto es un mapa de grupos genéticos indios americanos según ‘DNA Tribes’. ‘DNA Tribes’ (español: Tribus ADN) es una organización situada en los E.E.U.U. que analiza a ADN de individuos.
  • 1. Indígena de Alaska.
  • 2. Salish.
  • 3. Atabascana.
  • 4. Amerindio del norte.
  • 5. Ojibwa.
  • 6. Mexica.
  • 7. Maya.
  • 8. Centroamericano.
  • 9. Amerindios de los Andes.
  • 10. Amazona.
  • 11. Persona del Gran Chaco.
  • 12. Persona de la Patagonia.

 

Cultura e idiomas de los pueblos indígenas.

La diversidad cultural de los amerindios se reflejaba del mismo modo en la enorme pluralidad de sus lenguas.

Se calcula en unas 2000 las existentes al iniciarse el siglo XVI, más los dialectos regionales.

De ellas, unas 200 se hablaban al norte de México, en torno a 350 entre el río Grande y California y más de 1000 en Sudamérica y el Caribe.

A día de hoy se preservan cientos de idiomas nativos, en especial en Centroamérica y América del Sur. Mientras algunas universidades norteamericanas enseñan alguna de estas lenguas.

La llegada del hombre blanco supuso el hundimiento de las civilizaciones centro y sudamericanas, en tanto los indios septentrionales se veían empujados hacia el Pacífico.

Los cálculos demográficos, fijaban entre quince y veinte millones el número de habitantes en toda América al iniciarse la colonización europea aunque es posible que esta cifra aumenten a medida que continúan los estudios en este campo.

 

Organización social.

Muchas de estas tribus formaron ligas ofensivo protectoras, resaltando entre ellas la Confederación Iroquesa, protagonista de esenciales acontecimientos en la Norteamérica colonial del siglo XVIII.

Fotografía de amerindios americanos del norte - etnias.net
De todos y cada uno de los indios norteamericanos, los más insignes fueron los que habitaban las llanuras entre el Mississipni y las Montañas Rocosas, dedicados a la caza del bisonte. La llegada del hombre blanco redujo la población indígena y la de los rebaños.

El alumbramiento de aquel modo de vida fue posible gracias a la aparición del caballo, llegado a Norteamérica desde México (fue traído por los conquistadores españoles desde España).

Para el hombre blanco, los indios más insignes fueron los que deambulaban por las extensas llanuras entre el Misisipi y las Rocosas.

Este animal que fue conocido en un principio por los indios como “perro grande” permitió explotar a fondo destrezas como la caza en la persecución de bisontes, permitiendo también una gran movilidad en las luchas contra otras tribus y contra los colonizadores blancos.

Muchos de estos pueblos habían sido labradores ya antes de verse empujados a las llanuras por los habitantes de los bosques, apartados por su parte en dirección Oeste por la presión de los blancos.

En el siglo XIX, la que en tiempos fuera orgulloso tribu de los siux
En el siglo XIX, la que en tiempos fuera orgullosa tribu de los siux había quedado recluida en reservas. Muchos norteamericanos prosiguen ignorando las condiciones de vida estos compatriotas amerindios.

El nuevo ambiente impuso el abandono del sedentarismo y la adopción de formas de vida nómadas, agrupándose distintas naciones indias en grandes campamentos de verano y colaborando en campañas cinegéticas o bien bélicas, así como en ciertas liturgias religiosas.

La cooperación temporal concluía con la llegada del otoño, temporada en que los diferentes pueblos amerindios partían a las estribaciones de las Montañas Rocosas o bien con rumbo a alguna cuenca fluvial, donde resguardarse de los rigores invernales.

 

Orígenes del pueblo amerindio.

La falta de datos suficientes sobre el pasado los amerindios, pobladores de dos subcontinentes y divididos en multitud de etnias y familias lingüísticas, complica una descripción, siquiera somera, de su carácter y también historia.

Sabemos que, hace unos 20.000 ó 30.000 años, ciertos grupos de poblaciones cruzaron el puente terrestre entre Asia y Alasita o América (estrecho de Bering).

Se ignora si hubo una o bien múltiples migraciones, si bien se estima en unos 2000 años el periodo trascurrido desde la llegada de hombres a tierras alasqueñas y su extensión por el extremo meridional de Sudamérica.

 

Su adaptación al medio.

Hacia el año 5000 a.c., los amerindios habían creado un sistema económico basado en la caza menor y la recolección de frutos silvestres.

Por esa época existía ya un sedentarismo campesino, singularmente en las fértiles cuencas fluviales y al lado de las costas, aunque los primeros labradores debieron aparecer en las zonas tropicales de América Central, entre México y Panamá.

La agricultura fue extendiéndose hacia el Norte y el Sur desde este foco inicial, sin que la adoptasen todos los pueblos amerindios.

De este modo, en las zonas con climas más extremos, muy fríos o bien demasiado áridos, una gran parte de la dieta alimentaria prosiguió dependiendo de la recolección de frutos silvestres, aun tras llegar los primeros europeos.

Dato de interés...
Las civilizaciones más avanzadas aparecieron en las zonas mejor dotadas para la agricultura.

Entre los hielos del Norte brotó la cultura esquimal, como respuesta a un clima por completo desfavorable a las labores agrícolas.

 

Los esquimales.

Arte esquimal - etnias.net
Arte esquimal.

La vida de los esquimales, cuyo sustento procedía de la pesca y en menor medida de la caza, apenas evolucionó hasta su traumático contacto con la tecnología del siglo veinte.

Llevaban estos pueblos una existencia semi nómada, puesto que en verano habitaban en aldeas ribereñas y al llegar el invierno se desperdigaban, formando reducidos grupos familiares.

Los esquimales han sido siempre artesanos de extraña habilidad, como lo prueban sus ocurrentes trampas para la caza de distintos animales.

En lo que se refiere a su capacidad artística, son conocidas sus tallas en piedra, hueso y marfil, con representaciones de seres racionales y también irracionales, como determinadas criaturas de su planeta espiritual.

 

Indios de los bosques orientales de Norteamérica.

Algunos indios de los bosques orientales de Norteamérica practicaban la agricultura. Los que dependían de otras actividades, como la caza, pesca, recolección de arroz silvestre, etc., radicaban sobre todo en Canadá, organizándose en clanes que recorrían el país.

En lo que se refiere a los labradores, si bien se dedicaban a la caza, su primordial sustento procedía del cultivo de maíz, habichuelas y calabazas.

 

El arte amerindio norteamericano.

Estos pueblos sedentarios vivían en aldeas donde elaboraban cestos, efectuaban artísticas tallas en madera y sobre todo los crics y cheroquíes generaban distintas piezas de alfarería.

Su medio de transporte preferido era la canoa de corteza de abedul, originaria de los bosques del Noreste.

 

Amerindios de la zona occidental norte americana.

Los pueblos de la costa noroccidental, establecidos en extensos poblados al lado de las costas pacíficas, en lo que hoy es la Columbia Británica y el estado de Washington,  fundamentaron su economía en las actividades pesqueras.

La exuberancia de las capturas y especialmente del salmón, daba pie a la celebración de las potlatches, fiestas en las que se despilfarraban los alimentos y se repartían regalos entre los asistentes.

Potlatches, fiestas de los pueblos de la maérica noroccidental - etnias.net
Potlatches, fiestas de los pueblos de la maérica noroccidental

La talla de madera alcanzó entre ellos un enorme refinamiento, como lo prueban sus postes totémicos, máscaras y aparejos. En lo que se refiere a su habilidad como tejedores, queda probada con las espléndidas mantas de pelo de cabra y corteza de cedro, peculiaridades de esta zona.

 

Pueblos indios del Sur y Este de EEUU.

Al sur y al este de la costa noroccidental habitaban los indios de la Meseta, la Gran Cuenca y California.

Mujeres y pequeños navajos de Arizona junto a su residencia de leños.
Mujeres y pequeños navajos de Atizona junto a su residencia de leños y lodo. Como otros indios del Sur oeste de Norteamérica, los navajos son hábiles ceramistas y elaboran tejidos de gran belleza como diferentes géneros de cestos.

Los primeros, cuyo pueblo más renombrado fue el de los nezpercés, vivían de la pesca, la caza y la recolección.

Los condicionamientos físicos de la Gran Cuenca y de algunas zonas californianas, impusieron la dispersión de las otras dos tribus en pequeños grupos dedicados a la caza y sobre todo a la recogida de raíces, semillas y nueces.

 

Pueblos amerindios de México.

Entre las avanzadas sociedades mexicanas, no pocas de ellas muy anteriores a la llegada de los españoles, resaltan por su antigüedad la olmeca, la tolteca y la maya.

Esculturas Toltecas En Tula México - etnias.net
Esculturas Toltecas En Tula México

Hace más de tres mil años, estos pueblos habitaban ya en urbes abastecidas por la riqueza mineral y agrícola de sus extensas dependencias.

Con todo, fueron los aztecas quienes opusieron la resistencia más tenaz a la penetración de España, iniciada por Cortés en el año 1519.

Edificaban pirámides religiosas superiores en volumen a las egipcias y tenían conocimientos botánicos, matemáticos, médicos y astronómicos equiparables a los alcanzados por Europa en el siglo XVI.

 

Nativos americanos de Sudamérica.

El imperio inca, sucesor de precedentes etnias de notable refinamiento, se formó hacia el año 1440 de nuestra era.

Al lanzarse en 1532 a su exploración y conquista, los españoles descubrieron numerosas urbes, templos de piedra, extensos regadíos y un sistema político que regía millones de vidas.

Anécdota histórica
Los aimaras, establecidos en torno al lago Titicaca, se emocionaron con los bombines de los ingenieros ingleses que tendían una línea ferroviaria en Perú, y los adoptaron como una parte de su indumentaria.
 

Entre los incas se halló la llama, único animal amaestrado que conocían los indios de las
Américas, además del perro.

 

La colonización europea.

La presencia de los blancos produzco una aciaga extinción de los nativos por causa de guerras, epidemias, decadencia cultural y en casos la esclavitud.

A fines del siglo XIX, prácticamente todos los indios de Canadá y EEUU vivían en reservas, completamente apartados de la población blanca y hasta hace pocos años no han podido participar en procurarse por sí mismos su futuro.

En América Central y en las repúblicas de Bolivia, Ecuador y Perú, el predominio numérico de los indígenas terminó por indianizar de alguna forma a los blancos y su cultura.

En otros países, sobre todo en Brasil, la cultura de los indios y sus medios de sustento se encuentran bajo la amenaza del progreso urbano y tecnológico.

La expansión europea en América siguió pautas típicamente conquistadoras, con usuales y tristes ejemplos de imposición cultural y religiosa sobre unos pueblos que, de no admitirla, se veían obligados a batallar hasta la muerte o bien la sumisión.

El atroz trato dispensado a los amerindios, solo tiene parangón con la suprema ignorancia de quienes destrozaron etnias y valores que no supieron entender.

 

Deja un comentario