Afrikáner

Bandera del Movimiento de Resisencia Afrikaner - etnias.net
Bandera del Movimiento de Resisencia Afrikáner. Un Pueblo Sobreviviente en un Mundo Ajeno

 

Bandera de los afrikanersBandera de los afrikaners
Bandera de los afrikaners.
  • Ubicación: Sudáfrica y Namibia.
  • Idioma: Afrikáans.
  • Población: entre 2,7 y 3,6 millones (estimados)
  • Religión: Calvinismo

 

 

Quienes son los afrikaners.

Por afrikaner nos referimos a un grupo étnico cuyo origen se emonta a  los holandés o neerlandeses que colonizaron ciudad del Cabo y que se expandieron por lo que hoy en día se corresponde con Sudáfrica y Namibia.

También son conocidos como bóeres, bóers, afrikaanders, afrikaans, afrikaaners, burghers o neerlandeses del Cabo.

Gran documental que nos ayudará a entender mejor la historia, de como se forjó la leyenda de los afrikaners, también denominados bóers o campesinos en esta zona de África.
 

Las tres bases de su cultura son su lengua el afrikáans, su religión calvinista y su dedicación a la agricultura.

 

Distribución y paises donde habitan.

A pesar de los que muchas personas piensan, los afrikaners no son un grupo étnico propio solamente de Sudáfrica. Esto es considerado así por que a este grupo se le asocia con la discriminación racial existente en este país y conocido como apartheid.

No obstante, las principales comunidades se encuentran en los siguientes paises: Sudáfrica (2.700.000 hab.), Namibia (95.000 hab.), Zambia (41.000 hab.), Botswana (20.000). Debido a la emigración a otros continentes, es posible encontrar comunidades descendientes de los afrikaners en Australia, Nueva Zelanda e incluso Argentina, no superando en ninguno de ellos las 5.000 personas.

Marcado en color rosa, tenemos la provincia del estado libre de Orange, una de las 9 que conforman la República de Sudáfrica.
 

 

Qué lengua hablan los afrikaners.

Su lengua es el afrikáans, el cual es el resultado de doscientos años de historia.

Este idioma procede del alto holandés hablado por los primeros colonos holandeses de El Cabo de Buena Esperanza, cuyos descendientes se adentrarían cada vez más en Sudáfrica para crear numerosas explotaciones agrarias.

10 DATOS CURIOSOS DEL AFRIKAANS
  1. Es el idioma oficial más joven del mundo.
  2. Esta considerado como idioma que proviene del holandés.
  3. El holandés lo entienden mejor los que hablan afrikaans que los holandes el afrikaans.
  4. El afrikaans estuvo protegido durante el primer régimen del apartheid.
  5. Durante los primeros años que existió este idioma, solamente fue hablado y no escrito.
  6. El afrikaans es hablado en varios paises y no solo en Sudáfrica.
  7. El 60% de los hablantes afrikaans no son blancos.
  8. El afrikaans fue usado por primera vez en escuelas musulmanas y escrito con letras árabes.
  9. Antes de ser considerado un idioma, el afrikaans se lo consideraba como una jerga o forma de hablar.
  10. El afrikaans carece de las letras C y Q.

Orgullosos de su lengua, fieles a su religión y resuellos defensores de su y discutido sistema sucio político, los afrikaners son un pueblo inusual.

Representan el conjunto de la población predominante en un país africano regido por blancos y situado en extremo meridional del continente africano.

A lo largo de los siglos se han distanciado del resto de la cultura occidental debido a razones más profundas que la simple lejanía geográfica.

 

Religión y creencias.

Su religión está representada por la Iglesia Holandesa Rehabilitada, a la que pertenece la mayor parte de afrikaners. Esta religión procedente del calvinismo basado en los textos del Viejo Testamento.

Iglesia Holandesa Rehabilitada afrikaner - etnias.net
Iglesia Holandesa Rehabilitada afrikaner.

Esta iglesia desapareció hace ya un tiempo de prácticamente todas las comunidades protestantes del planeta.

 

Qué es el apartheid.

Forman una sociedad  con una estructura que podríamos denominar racista.

De hecho, la palabra apartheid proviene de la palabra separación.

Esto explica su distanciamiento de prácticamente de toda la sociedad occidental.

El apartheid, que se ha llegado a convertir en la idea rectora de una gran parte de la vida del país, es el sistema a través de el que cada una de las principales razas sudafricanas que constituyen blancos, asiáticos, mestizos y las 9 naciones bantúes desarrollan sus actividades comunes como si de una comunidad de naciones independientes se tratara.

Los signos de discriminación racial se extendieron por toda Sudáfrica durante el régimen que fomento el apartheid - etnias.net
Los signos de discriminación racial se extendieron por toda Sudáfrica durante el régimen que fomento el apartheid.

Esta forma de pensar se halla en la política británica de principios de siglo, cuando se reservaron los territorios a día de hoy conocidos como Botswana, Lesotho y Swazilandia para los habitantes negros.

El “solar patrio” asignado a los blancos compuesto por los afrikaners, sudafricanos de habla inglesa y otros, llega a ocupar el ochenta y seis por ciento de la extensión de la República. El perteneciente a las naciones africanas de reza negra ocupa el sobrante catorce por ciento.

En mil novecientos setenta habitaban Sudáfrica dos millones de afrikaners. Más o menos el sesenta por ciento de la población blanca, y prácticamente dieciocho millones de “no blancos”.

Este dispar reparto de los territorios y la forma de legislar del apartheid han llevado a la condena mundial de la clase blanca sudafricana, y de forma especial de los afrikaners.

Frente de las críticas internas y externas, los afrikaners han insistido una y otra vez en una serie de razonamientos en apoyo de su postura. Entre estos argumentos están que fueron los primeros colonizadores del extremo meridional de África y que lucharon por lograr unas tierras que cultivar.

 

La gran migración al norte.

Como es lógico su organización pastoril fue bastante perjudicada por la presión zulú desde el Este. Al final estas tribus fueron a encontrarse con los afrikaners en la cuenca del río Fish.

Como unos y otros querían los mismos pastizales, el enfrentamiento fue inevitable.

A las solicitudes de los afrikaners de protección militar, el Gobierno británico les respondió insistiendo en que debía tratarse con los pueblos africanos en un plano de absoluta igualdad.

En el año 1835 comenzó la gran migración. Muchas familias blancas recogieron sus enseres y retomaron la marcha, cruzando el río Orange para, dirigirse al Norte en busca de nuevos pastizales, increíblemente desocupados.

Esta fue la Gran Migración que duró un par de años y se transformaría en el motivo central de la historia afrikaners.

Los kraal o o corral que formaban con carretas en su emigración al norte protegían sobre todo a los animales domésticos de posibles depredadores. - etnias.net
Los kraal o o corral que formaban con carretas en su emigración al norte protegían sobre todo a los animales domésticos de posibles depredadores.

Los vanguardistas de la Gran Migración, hombres, mujeres y pequeños, abandonaron para siempre los territorios dependientes de la Colonia de El Cabo.

Los Voortrekkers, nombre con los que les conocería posteriormente, trajeron consigo siervos, carretas, ganado y sus posesiones portátiles.

Muchos vendieron sus granjas por prácticamente nada, otros abandonaron sencillamente sus hogares y emprendieron el camino.

Viajaban en carretas de 4 metros de longitud, tiradas por robustos bueyes y proveídas de ruedas prácticamente tan altas como un hombre y fácilmente desmontables.

Esta sociedad se separó también del resto de blancos de ciudad del Cabo que constituía la comunidad británica.

La Gran Migración de los afrikaners no fue un simple distanciamiento geográfico entre aquella comunidad campesina y los ingleses, en realidad supuso, realmente, una rotura de sus vínculos con toda Europa.

La marcha se emprendía a primera hora de la mañana y se avanzaba sin reposo hasta el anochecer. Para pasar la noche formaban lo que se conoce como un kraal o un corral para proteger los animales de alimañas y que éstos no se dispersaran.

 

Obstáculos y batallas mientras emigran al norte.

Los Afrikaners recuerdan incontables historias de matanzas y victorias con las tribus indígenas con las que se cruzaban así como los incidentes de la Gran Migración.

En una determinada ocasión una horda de seis mil guerreros matabelés atacó un laager constituido por unas cincuenta carretas.

Todo hombre, bien proveído de pólvora y balas, quedó encargado de la defensa de su zona.

Las mujeres se encargaban de cargar los fusiles de repuesto y fabricar  bolsas de cuero para los proyectiles de dispersión, los cuales tenían horribles efectos en la lucha a corta distancia.

Solo los espinos puestos entre los radios de las ruedas les salvaron.

La primera fase de la batalla fue problemática para los afrikaners, puesto que la superioridad numérica del oponente desgastó algunas zonas, llegando muchos matabelés hasta exactamente el mismo laager.

Incontables historias de matanzas y victorias recuerdan los incidentes de la Gran Migración.

 

Los afrikaners y los británicos.

La historia recoge gran cantidad de testimonios sobre las penalidades superadas por este pueblo y evoca a sus héroes más señalados, como Piet Retief y Dirkie Uys.

Y por supuesto, en todo momento la eterna amenaza de los británicos, esperando el instante de quitar a los Voortrekkers sus tierras prometidas.

El descubrimiento de minas de carbón y sobre todo diamántes originó las ostilidades del Imperio Británico con los boers o afrikaners - etnias.net
El descubrimiento de minas de carbón y sobre todo diamántes originó las ostilidades del Imperio Británico con los boers o afrikaners.

Los británicos anexaron la República de Natal en 1843  y el Estado Libre de Orange en 1848.

Absolutamente nadie tubo la más mínima duda sobre la política expansionista británica cuando en 1871 el Imperio se apropió de los diamantíferos de Kimberley, recién descubiertos, y del Transvaal en 1877.

Cuatro años más tarde se rebelaron los pobladores de este Estado, derrotando al ejército británico en la batalla de Majuba Hill. Bajo el mando de su presidente, Paul Kruger, el Transvaal —o República Sudafricana, como lo llamaron sus habitantes se enfrentó a la vida con renovadas esperanzas.

Dato relevante
El descubrimiento de oro en la Witwatersrand, en 1886, daría un nuevo giro a la historia sudafricana. La avalancha de uitlanders o extranjeros, en su mayor parte británicos, alteró la estructura humana del Transvaal, transformando a los afrikaners en componente minoritario de su país.

Cuando el Imperio británico decidió respaldar militarmente los intereses de los uitlanders, Kruger, presidente del Transvaal (en aquel momento República Sudafricana), secundado por el Estado Libre de Orange, declaró la guerra a los ingleses.

A los 3 años de lucha, virtualmente decidida en 12 meses y parcialmente prolongada por una campaña guerrillera que ocasionaría profundas heridas en los dos bandos, los bóers retornaron derrotados a unos caseríos reducidos a restos por los británicos.

Apenas les quedó otra cosa que el recuerdo de las batallas y el dispendio de valor, ingenio y tenacidad, con que encender los ánimos de las futuras generaciones.

Si la resolución ética de proseguir adelante se alimentó de los hechos sucedidos a lo largo de la Guerra de los bóers, la mitología unificadora y la fe en su destino tuvieron su más alto exponente en la Gran Migración, como en otros movimientos de población, menos espectaculares pero esenciales para ellos.

Muchos afrikaners se vieron a sí mismos como nuevos israelitas, el pueblo elegido que escapaba del faraón (el Gobierno británico) hacia la tierra prometida (las praderas).

A fin de calmar sus sufrimientos, Dios ponía a su predisposición el vigor físico de los hijos de Cam (los africanos), a fin de que cortasen la leña y acarrearan el agua.

La libertad de los nuevos afrikaners decían, requería la esclavitud de los negros.

 

Costumbres y tradiciones.

Los afrikaners celebran su fiesta nacional, el dieciséis de diciembre, aniversario de la victoria de 1838 sobre el pueblo zulú en la batalla de Blood River.

Representación gráfica de la batalla de 1838 sobre el pueblo zulú de los bóers en la batalla de Blood River - etnias.net
Representación gráfica de la batalla de 1838 sobre el pueblo zulú de los bóers en la batalla de Blood River

En muchas ocasiones se explica aquella victoria alegando la existencia de un acuerdo con Dios, lo que justificaría su denominación oficial de “Día de la Coalición”

Ese ánimo de libertad y progreso era el que se perseguían en 1908, cuando los afrikaners del Transvaal y del Estado Libre de Orange, así como representantes de Natal y El Cabo, se sentaban frente a una mesa de conferencias para crear la Unión Sudafricana.

Tres décadas bastaron para, gracias al descubrimiento de nuevas minas de oro y diamantes, convertir una nación primordialmente agropecuaria en una Suráfrica industrializada, cuyos centros de poder se hallaban en las urbes de un increíble desarrollo.

Los afrikaners comenzaron una nueva migración, abandonando ahora las praderas para establecerse en las ciudades, donde pronto llegaron a monopolizar prácticamente los trabajos de escasa retribución económica, pero más seguros, en el gobierno, la administración, la policía y los trenes.

Ciertas empresas financieras, como el Banco Popular (Volkskas), cuidaron singularmente las necesidades de su clientela afrikaner.

Las condiciones laborales de las primeras minas de diamantes descubiertas eran mucho más que precarias - etnias.net
Las condiciones laborales de las primeras minas de diamantes descubiertas eran mucho más que precarias

Una segunda generación, mejor preparada, empezó la escalada del estamento profesional, singularmente de la enseñanza.

Hacia 1948 había en las urbes más afrikaners que blancos de habla inglesa. Los afrikaners dirigían la administración del país, las comunicaciones y en buena medida la política educativa.

De forma perfectamente organizada, su partido político contaba con el sólido apoyo financiero de los empresarios y trabajadores afrikaners.

El Partido Nacionalista, acertando a unir lengua, religión y también historia en su programa, ganó las elecciones.

En 1961 la Unión se transformó en República y abandonó la Commonwealth. Dueños por fin de su tierra prometida, los descendientes de aquellos agricultores neerlandeses, que siglos antes llegaron a Cabo inauguraban una nueva era, con ánimo resuelto a enfrentarse a críticos y opositores, tanto del interior como del exterior.

 

 

Deja un comentario